Lineas de Nazca

Necesitamos agrupar diferentes disciplinas científicas para empezar a comprender el verdadero significado de las Líneas de Nazca.
Nos estamos enfrentando con uno de los misterios más insondables del mundo antiguo.

-- Anselm Pi Rambla

Proyecto Nazca

simbología antigua, arqueología, arqueoastronomia, geofísica
By: Anselm Pi Rambla & Bohic Ruz Explorer
  • lineas de nazca
  • lineas de nazca

    Lineas de Nazca

  • lineas de nazca
  • lineas de nazca
  • lineas de nazca
  • lineas de nazca
Investigación Líneas de Nazca

Desafiando al tiempo y a la historia las líneas de Nazca permanecen inalteradas desde que sus remotos constructores las dibujaran sobre el valle del río que lleva su nombre, al sur del Perú, extendiéndose majestuosas en una superficie de más de 500 kilómetros cuadrados, en una zona situada entre el océano Pacífico y los Andes.
Se trata de un serie de líneas, diseños geométricos y abstractos pictogramas que han permanecido inalterados durante casi tres mil años desafiando a la ciencia y a la arqueología.

Están hechas para ser contempladas desde el aire. Hay centenares. Cruzan las desiertas mesetas atravesando las quebradas y los pequeños valles a lo largo de kilómetros. Las hay estrechas, casi lineales, y cortas, en forma de cuadrados o trapecios. Algunas parecen divergir desde un punto inicial común, otras discurren solitarias, yendo de ningún lugar a ningún sitio. Junto a ellas, formando parrte del mismo inmenso tablero de dibujos, pueden verse figuras de animales gigantescos, trazadas con precisión geométrica. La araña de 46 metros de largo, posee una simetría perfecta. Algunas como la de un pájaro rebasan ampliamente los 100 metros. Están realizadas de forma esquemática, pero su simplicidad manifiesta una depurada síntesis a la que sólo llega el artista después de mucho tiempo.



¿Cómo fueron construidas?, ¿Por quién?, ¿Para qué?

 


Las primeras noticias sobre la existencia y significado de estos geoglifos se remontan a la conquista española. Pedro Cieza de León, el célebre cronista del Perú, cuenta la visita de que Pizarro hizo hacia 1537 al área de Nazca. El cronista menciona en su descripción “unas señales en algunas partes del desierto cercano a Nazca …… para que las comunidades de indios encuentren el camino que han de seguir”.

Francisco Hernández, un soldado contemporáneo de Cieza de León también las menciona: “los indios trazaban grandes líneas en el suelo”.

Fue el corregidor español, Luis de Monzón, quien indujó en sus crónicas a finales del siglo XVI, la versión unánimamente aceptada por los ancianos indios de la Pampa que "reconocían a los Wiracochas como la causa y motivo que había propiciado la ejecución de las líneas y figuras". ¿Y quiénes eran los Wiracochas? Según las crónicas, un grupo étnico y minoritorio, descendiente del mítico hombre-dios Wiracocha, llegado de los cielos y que tuvo a bien instruir a una parte de los pueblos andinos.

Los primeros arqueólogos en anotar estas anomalías en la región fueron Alfred Kroeber y Toribio Mejía en 1926. Los análisis de estos estudiosos naturalmente fue a ras de suelo no pudiendo captar su verdadera dimensión real.

Paul Kosok (1896-1959) fue un antropólogo norteamericano, especialista en paleoirrigación de la Universidad de Long Island, que investigó las líneas de Nazca desde la década de 1930 hasta fines de los 50. Sus investigaciones arqueológicas buscaron explicar la irrigación prehistórica en los valles de la costa peruana, para ello utilizó fotografías aéreas de la Expedición Shippee-Johnson (George R. Johnson, Peru from the Air, American Geographical Society, 1930) y desde 1944 utilizó las fotografías aéreas del Ejército de los Estados Unidos y del Servicio Aerofotográfico de Lima.

Mediante la técnica del Carbono-14 estableció su antigüedad en 550 años d. C. y en 1941 propuso la hipótesis de que las líneas eran signos calendáricos y astronómicos, llamó a las líneas “El calendario de mayor escala en el mundo”. Kosok regresó a su país en 1949, su compañera María Reiche siguió sus investigaciones sobre las líneas de Nazca. Kosok y Reich adelantaron una de las primeras explicaciones dadas sobre las líneas de Nazca, que estas tuvieron como propósito apuntar al sol y a los cuerpos celestes en el lejano horizonte.

Maria Reiche La Dama de la Pampa
Maria Reiche

Maria Reiche licenciada en matemáticas por la Technische Hochschule Dresden, fue la investigadora más controvertida sobre todos los trabajos efectuados en el desierto de Nazca que planteó que las líneas representaban el calendario más grande del mundo. Dedicó toda su vida al estudio, a las medidas y orientaciones de los geoglifos estableciendo una relación entre ellos y la posición con respecto a los astros, llegando a la conclusión entre otras de que se utilizaban para determinar la época del año más idónea para la siembra y la cosecha así como para la crecida de los ríos.

"Sería tener una opinión muy baja de los antepasados, de suponer que todo este trabajo inmenso y minuciosamente exacto y detallado, hecho con concienzuda perfección, tenía como única finalidad el servicio de una superstición primitiva o un culto estéril de los antepasados. Al contrario, tenemos aquí el testimonio en gran escala y único en el mundo del primer despertar de las ciencias exactas en la evolución de la humanidad, esfuerzo gigantesco de la mente primitiva que se refleja en la grandeza de la ejecución bajo el cielo vasto de las pampas inmensas y solitarias, barridas por el viento y quemadas por el sol"

Maria Reiche

Otros enfoques y nuevos retos

Con todo el respeto que se merecen los trabajos de la Sra. Maria Reich como tantos otros investigadores, pensamos que todas las interpretaciones que se han realizado hasta la fecha sobre el significado de las líneas de Nazca se alejan mucho de la verdadera realidad y propósito de sus constructores.

Al sobrevolar Nazca basta con observar la inmensidad de este desierto hasta donde son observables estas líneas para darse cuenta de que su conjunto es caótico; unas terminan bruscamente, otras se entrecruzan en cualquier dirección, algunas se pierden frente a la costa en dirección al Oceano Pacífico, hay otras que se dirigen hacia la cordillera andina, siendo imposible determinar que su diseño y utilidad sean solamente astronómicos. Todo ello sin olvidar que muchas de las líneas aparecen trazadas sobre otras más antiguas, apenas visibles, que apuntan a diferentes direcciones.

avioneta vuelo nazca

Investigaciones y trabajos de Anselm Pi Rambla y Bohic Ruz Explorer

Toda esa pampa está cubierta por pequeñas piedras y guijarros de color oscuro por la oxidación. Debajo, el suelo es de un color amarillento, mucho más claro. Los que trazaron las líneas y dibujos no tuvieron que hacer otra cosa que retirar esa capa superficial de piedras y dejar al descubierto la más clara que hay debajo. En otras palabras se limitaron a “arañar” la tierra con surcos de muy pocos centímetros de profundidad. Las escasas lluvias de esa zona, una de las más secas del planeta, y la falta de obstáculos para el viento, que suelta su arena unos cien kilómetros más al Norte, hacen que los dibujos se mantengan casi indefinidamente. A esos dos factores puede añadirse el contenido de yeso del terreno, que, gracias al rocío, hace que las pequeñas piedras se mantengan ligeramente adheridas al suelo.

Hemos realizado muchos vuelos de reconocimiento en un área desde Paracas hasta más allá de Nazca y hemos observado muchas líneas que aún hoy en día no han sido descubiertas ni analizadas por la ciencia oficial.

Al observar este verdadero caos uno se da cuenta de que las distintas interpretaciones que se han efectuado sobre Nazca distan mucho de la realidad de lo que son y para que fueron construidas. Estamos convencidos y es aquí donde apuntan nuestros trabajos de que es necesario e imprescindible aunar muchas más disciplinas de investigación como estudios de historia, simbología antigua, estudios geológicos, arqueastronómicos y los últimos avances en sistemas de teledetección subterránea entre otros.

figuras desierto atacama

figuras desierto atacama

 

Fosa de Nazca Restos Arqueológicos

El empuje de la placa del Pacífico contra la placa Atlántica hace que los Andes se eleven cada vez más. Al plegarse la corteza terrestre en uno de sus puntos de inflexión como es la FOSA DE NAZCA, antiguos restos arqueológicos de la zona pueden haber sido arrojadas al abismo oceánico. Como ejemplo notable de ello podemos citar las fotografías de la fosa "Milne-Edwards" tomadas por el doctor Menzies, de la Universidad de Duke, desde el barco oceanógrafico Antón Bruun en 1965, frente a las costas del Perú. Las grabaciones de sonar realizadas en esta zona indicaron configuraciones muy extrañas en el fondo del océano, que aparentemente era una superficie cubierta de lodo. Las fotografías que se tomaron a una profundidad de 2000 metros mostraban lo que parecían enormes pilares y murallas algunos cubiertos de signos caligráficos.

Cuando trataron de tomar otras fotografías advirtieron que aunque la posición de la cámara especial fue modificada por las corrientes submarinas, se obtuvieron otras placas de rocas con formas artificiales que yacían sobre los costados, y algunas de ellas en montones, como si hubiesen rodado unas encima de otras. Esto ocurrió en una época en que muchos restos arqueológicos se hundieron a una profundidad de más de 1500 metros en el fondo del mar.

Aun cuando este incidente muestra una de las mayores profundidades del océano en que se hayan encontrado ruinas, es probable que las futuras exploraciones submarinas, realizadas a iguales o similares profundidades, aporten pruebas definidas, en un futuro relativamente próximo, acerca de la existencia de civilizaciones cuyos restos yacen ahora en el fondo de los océanos del mundo.

Anselm Pi Rambla y el equipo Bohic Ruz están realizando trabajos de investigación y análisis arqueoastronómicos y geofísicos de Nazca que están en pleno curso de ejecución.